jueves, 7 de agosto de 2008

Te extraño mar

Aquel rugido de tu voz fría en el invierno,

tratando de espantar las bajas y espesas nubes,

que envolviendo,

te esconden tras ellas,

las mismas que entorpecen el camino

De quienes te buscan a diario.


Oh mar, oh mar

si no fuera por aquellos recuerdos,

cierro los ojos, te siento aquí adentro,

cada verano me esperabas,

pero jamás como yo en este invierno

juegos de niña, baldes y tiestos,

hoy no te tengo, hoy no te tengo.


Escultor de rocas

moldeador de historias

borraste mis huellas,

¿dónde están ellas?

yo las dejé, te las regalé

y tú quieres más y yo quiero más

como no desear recorrer

descalza por las arenas blancas que rodean tus aguas

me siento invitada, las olas me llaman

y tu allá lejos te quiero, te quiero.

Camila Galdames S.

1 comentario:

Melissa dijo...

El mar es un tema obligado al escribir poesía.

Me acordé de una historia que me contaste de ti, el mar y Luis. Cuando se les perdieron unas llaves.

Jajaja!

Saludos!